Blog de los alumnos de 2ºD (primaria) de la Facultad de Ciencias de la Educación (Córdoba)

Archivo de Autor

Esquema de pizarra

 

Ficha

Frases

Anuncios

El DEBER, LO DEBIDO Y LOS DEBERES

El trabajar, practicar y repasar, son los ideales que sustentan el modelo educativo actual, el cual se apoya en los deberes como un  pilar del aprendizaje. Sin embargo, hoy en día es más que cuestionable no el concepto en sí de proponer deberes para casa, sino la cantidad y la forma de estos. El tiempo de trabajo de los alumnos comprende una extensa franja horaria, ocupada por la mañana con clases en el colegio y por la tarde con deberes en casa. Esta situación cada vez se agrava más, ampliando su capacidad al añadir poco a poco más horas y más deberes. Es necesario pararse a reflexionar sobre las consecuencias tanto positivas cómo negativas que los deberes suponen. Este sistema de trabajo genera inconformidad por parte de muchos padres, alumnos e incluso profesores que optan por aplicar otros métodos más acordes a sus perspectivas. Por parte de las familias se denuncia que los deberes crean tensiones entre padres e hijos, que no pueden ayudarlos con muchos de sus ejercicios y por contra, que al ayudarlos, por no tener al profesor para solucionarles las dudas, los niños se vuelven más dependientes si cabe de sus padres. Los alumnos también muestran su inconformidad al verse reflejada en los resultados de sus notas y en la desmotivación hacia el estudio. Este hecho demuestra cómo el planteamiento actual de los deberes es en parte ineficaz, dado que muchos niños siguen teniendo dificultades y falta de interés por la escuela. En la enseñanza hay que innovar y probar nuevos métodos de aprendizaje sobre todo si se observa que el que se está utilizando no genera los resultados deseados. Así, plantearse la validez y eficacia de un modelo que en general crea insatisfacción es totalmente necesario e imprescindible.

Vivimos en la sociedad del estrés que afecta ya no solo a los adultos, sino que también lo empiezan a padecer los niños. En dicha sociedad el modelo económico de producción y consumista nos envuelve en una dinámica donde  los deberes entran a formar parte: mandar, hacer-producir y entregar. Esto es un círculo vicioso que sumerge en lo más hondo a las personas en el hacer por hacer sistemático y el consumir por consumir. Desde las escuelas se fomenta dicho proceso con la imposición de tareas fuera del horario escolar que los alumnos realizan sin reflexión alguna y sin motivación, los hacen porque sino suspenden y no por que los encuentren necesarios ni atractivos. Por supuesto, la situación a la que los niños se ven expuestos genera muchas consecuencias negativas como desigualdades entre los alumnos que reciben ayuda en casa y los que no, la falta de tiempo para cultivar otras facetas personales y académicas, la desmotivación e incluso el fracaso escolar como consecuencia final. Se fomenta que los niños crezcan en la cultura del estrés formando parte de esta, creamos a máquinas de producción configuradas para trabajar sin rechistar, sin cuestionarse su posición y sin reflexionar o capacidad crítica alguna. Los deberes no responden a las necesidades educativas de los niños, les quita más de lo que les aporta, se quiere que abarquen tanto, que más se vuelve a veces menos. Cabe recordar que en el equilibrio esta la perfección y que más vale poco pero bien aprendido, pues forzar las situaciones no es ni será beneficioso sobre todo si se trata de educación. Hay que tener en cuenta que los niños no solo viven para estudiar, porque la vida es mucho más que todo ello, también comprende la familia, los amigos, el juego y por supuesto el disfrutar de la escuela.  No vivimos para trabajar sino que trabajamos para vivir, y esto no significa que se olviden las responsabilidades, todo lo contrario, en la justa medida las cosas tienen mejor cabida y son más susceptibles a una coordinación y planificación realista, justa, eficaz y completa.

La escuela posee unas de las responsabilidades más complejas y maravillosas que existen: educar a una sociedad. Para ello, el método que esta emplee se verá reflejado en las personas que pasen por sus manos. La educación debe de dar respuesta no a métodos arcaicos de enseñanza basados en cuestionables pilares económicos, políticos y sociales, sino que su deber es cambiar y educar a la sociedad para que esta crezca en el seno de unos valores justos y de una concepción de la vida que abogue por la propia vida, por el carácter humano de las personas. En este sentido, proponer deberes adecuados al desarrollo de los niños es lo ideal. Además,  el tipo de tareas pueden ser variadas y diversas desarrollando nuevas actividades como ir a un parque y observar los árboles, utilizar Internet, leer libros, visitar bibliotecas o museos entre una infinidad de posibilidades.

El objetivo no es aprenderse unos contenidos de memoria repitiendo y repitiendo, sino alcanzar unas competencias, pues los contenidos son herramientas y no la finalidad, sin embargo esto no entraña impartir más teoría y hacer más ejercicios. Es una responsabilidad común el replantearse los métodos educativos empleados para que los deberes dejen de ser una herramienta reiterativa y obsoleta, y se conviertan en actividades motivadoras, reflexivas, innovadoras, completas, equilibradas, coordinadas y por supuesto eficaces.

EL VALOR DE EDUCAR: FERNANDO SAVATER

El valor de educar es un libro de lectura imprescindible sobre todo para aquellos que desean ejercer la enseñanza. En este se declaran ideales educativos y reflexiones sobre la educación, apostando por esta como una herramienta de cambio que forma a las personas en todas sus facetas, ya que el fin de la educación es la humanización del ser humano. El profesor es un modelo para el alumnado, por ello tienen que plantearse su papel y la importancia como educador. EL autor desaprueba la intención de algunos maestros que solo pretenden enseñar por enseñar, sin tener en cuenta que para que el alumno aprenda este debe de hacerlo mediante la propia exploración y el descubrimiento. Fernando Savater también profundiza en otros aspectos como la educación  universal y democrática, una educación que nos hace libres e iguales. Frente a esto, destaca el deber que las instituciones educativas, el sistema y el estado poseen, junto con la necesidad de concebir un compromiso común para defender y potenciar el valor de la educación.

IMAGINA QUE PIENSAN LOS BEBÉS…

La psicóloga Alison Gopnik, de la universidad de California en Berkeley, ha estudiado el papel que tiene la imaginación en los bebés así como su proyección en las capacidades cognitivas una vez adulto. Después de años de investigación analizando el aprendizaje y el desarrollo infantil, ha llegado a importantes conclusiones, y es que su estudio revela cómo los niños tienen una impresionante capacidad para imaginar. Gracias a dicha capacidad experimentan, exploran, investigan y conocen el mundo. Nuestra especie es la que posee el periodo más largo de maduración y aprendizaje, pero según la psicóloga, este hecho es infinitamente beneficioso ya que existe una correlación entre el tiempo empleado a imaginar para aprender y el desarrollo del grado de cognición en la etapa adulta, es decir, que a más tiempo de aprendizaje más se desarrollará la inteligencia y la capacidad para aprender.

Alison Gopnik explica en su libro El filósofo entre pañales: revelaciones sorprendentes sobre la mente de los niños y como se enfrentan a la vida, que los niños aprenden mediante los juegos de rol, el complejo sistema que las personas utilizan para relacionarse. También, resalta la importancia que tiene el imaginar otros mundos, distintas posibilidades de acción, cosas que pueden ocurrir y que nos conducen a plantear hipótesis. El valorar las cosas de otras formas y hacernos preguntas sobre aspectos que no han sucedido, resulta ser un evidente ejercicio de imaginación, imprescindible para el desarrollo de las personas y que los niños ya desde los dieciocho meses a los dos años practican frecuentemente.

“El mundo cambia nuestra mente mediante el aprendizaje; y nuestra mente puede cambiar el mundo”

Alison Gopnik

“Redes” es un programa de difusión científica y cultural que presenta  Eduardo Punset y que trata temas como el expuesto anteriormente. Es un recurso informativo y formativo de incalculable valor para mantenerse al día sobre los descubrimientos y adelantos científicos. Como futuros docentes es indispensable mantenernos en constante renovación y formación. Desde el siguiente link podéis ver el vídeo mediante el cual me he informado sobre la noticia.

http://www.youtube.com/watch?v=IFjGt-b_wXk

Y tú, ¿Comprendes el mundo?

Hoy en día, recibimos cientos de datos e incontables noticias gracias a los medios de comunicación, sin embargo, organizar toda esa información para obtener una visión completa del panorama actual es una tarea que no hemos conseguido completar. Para comprender la complejidad del mundo que nos rodea tenemos que entender no solamente lo que sucede en nuestro presente, sino también analizar el pasado junto su evolución, pero esto no es fácil. Vivimos en un mundo interconectado donde es difícil conocer y analizar los complejos factores que influyen en las dinámicas de evolución mundiales referidas a la economía, a los derechos humanos o a la situación social entre otros temas. Aún así, debemos de hacer un esfuerzo, pues estudiarlas nos ayuda a saber hacia donde vamos.

Es importante tener una visión global, comprensible y completa sobre el mundo y el desarrollo de los países. En este sentido, el poder de los datos y la estadística es de incalculable valor ya que explican el pasado y el futuro con el objetivo de entender que sucede y vaticinar lo que pueda pasar. En base e ello, el médico y estadístico Hans Rosling del instituto Karolinska, ha diseñado un software libre mediante el cual se puede hacer gráficas de forma innovadora. Gracias a este programa, ha creado utilizando una gran cantidad de datos, gráficas que permiten entender la evolución de todos los países del mundo de forma global, pudiendo observar de manera sencilla y directa un recorrido histórico por los últimos doscientos años de cada país. Con estas gráficas se pueden estudiar macrotendencias sociales y económicas. Además de explicar la complejidad de estas, desmitifica cuestiones que responden a vagas preguntas y ruedan en el consciente del colectivo social generando falsas ideas preconcebidas.

“El problema no es la ignorancia, sino las ideas preconcebidas.”

Hans Rosling

http://www.gapminder.org/

LA RED: UN RECURSO EDUCATIVO

Hoy en día, el uso de internet se extiende cada vez con más rapidez, y es evidente que es un cambio y avance que está revolucionando todos los ámbitos de la sociedad.

La actividad docente debe de mantener una constante renovación y adaptación, de desarrollar su actitud crítica y ser capaz de innovar.

La red, es un potente recurso educativo atractivo y muy útil si se sabe utilizar correctamente. Actualmente su uso en la actividad educativa adquiere con cierta rapidez una contundente posición. Es por ello necesario tener unas pautas básicas de utilización y conocimientos relevantes que nos orienten y respalden frente a la utilización de este fructífero recurso.

Por otro lado, la red ofrece infinidad de posibilidades. Una de ellas es la red social, esta es una gran telaraña de comunicación entre comunidades de personas que comparten y difunden entre sí información. Su actividad puede ser muy útil para el desarrollo de la clase y la actividad docente. Así, la red social, se puede usar como medio de comunicación entre la escuela, el docente y las familias o entre los alumnos. Proporciona una plataforma educativa donde se comparte actividades comunes o aportaciones individuales entre otras muchas posibilidades.

Edmodo, es una red social orientada hacia el ámbito educativo, que ofrece interesantes recursos y facilidades para el uso del alumno, de la familia y del docente, desde la cual se pueden iniciar novedosos proyectos y variedad de actividades. Es una opción por la que cada vez más profesionales de la educación se decantan y se atreven a innovar y experimentar para mejorar su propia labor.

      http://www.edmodo.com/?language=es

                                                       

                                                                                                                                                         

Una sorpresa…

El pasado día nueve en el aula de nuevas tecnologías dos, a las once y dieciocho de la mañana recibimos una sorpresa. Hasta ahora sabíamos que la limpieza y el orden es todavía una tarea pendiente por parte de todos y todas en la facultad, pero hasta cierto punto. A veces las cosas se nos pueden olvidar, pero una cosa es olvidarse de algo y otra muy diferente es esconderla a conciencia. De este modo, alguien decidió que era una buena idea no solo no tirar una bolsa de fritos a la papelera, sino que además tenía que esconderla debajo de un teclado de ordenador, de tal modo, que su “bello” y cívico acto quedara solo entre el teclado y él/ ella. La verdad es que a estas alturas no pensábamos que estas cosas podían seguir sucediendo, pero sí. Con estos actos dejamos mucho que desear, denotamos un carácter infantil e incívico.

 

Como futuros maestros y futuras maestras, no imagino el estupendo ejemplo que damos haciendo estas cosas  que no tienen sentido, porque no solo es que nuestra facultad dispone de bastantes papeleras, sino que tiene contenedores de reciclaje, lo cual es el colmo del colmo. Pero la cuestión ya no es solo reciclar y dejar las clases y pasillos limpios, es que parece que no pensamos en los demás, en que después de tirar o ensuciar algo alguien lo tiene que recoger, y vale que las limpiadoras tengan que trabajar, lo que no es normal  es que tengan que pagar las consecuencias de inconscientes que carecen de respeto y que se creen en el derecho de llevar a cabo tales actos.

Desde luego, si querían sorprendernos lo han conseguido, y nada más ni menos que en la asignatura de Convivencia escolar. Esperamos que cuando vayamos a volver a coger los ordenadores no decidan obsequiarnos con semejantes regalos, porque para sorpresas ya tenemos las notas de los exámenes.

 

Nube de etiquetas