Blog de los alumnos de 2ºD (primaria) de la Facultad de Ciencias de la Educación (Córdoba)

Hoy en día, con la revolución de las TIC rara es el aula en la que entremos y no encontremos una presentación “powerpoint” de cualquier profesor para impartir su contenido. A simple vista parece que es una forma muy acertada de renovación de la enseñanza, pero ¿Es una manera idónea de despertar la curiosidad y mantener la atención de los alumnos?

En muchos casos, los profesores piensan que utilizando un “powerpoint” van a conseguir que su clase sea más amena, innovadora y dinámica, creo que están cometiendo un gran fallo, no es la mejor forma de darle un uso adecuado a las nuevas tecnologías. Hay algunos que basan su clase en una mera lectura de una secuencia de diapositivas y otros que incluyen tanta materia que al final crean dudas en los alumnos entre atender a su explicación o copiar contenidos digitalizados con la preocupación de que no de tiempo a recoger toda la información íntegra. Aquí no hay ningún proceso de innovación en la enseñanza sino un cambio de soporte, y una confusión creada en clase. Es más, pienso que de esta forma se deteriora la relación alumno-profesor y tal máquina como es el ordenador sustituye en muchos casos al docente, creando pasotismo en el estudiante si tiene acceso a la información mediante otras fuentes o confusión al no saber si escuchar al profesor o copiar diapositivas su mayor consecuencia es la deshumanización de la enseñanza.

La entrada de los ordenadores en las aulas no ha supuesto, salvo excepciones, una modificación de los procesos de enseñanza y aprendizaje sino una mera reproducción de los esquemas pedagógicos tradicionales pero con el uso, eso sí, de artefactos y soportes didácticos más sofisticados.

Pienso que deben ser una herramienta de apoyo al profesor para que tanto él como nosotros, los alumnos, no perdamos el hilo de la explicación, debe ser una guía. Su mayor característica debe ser la simplicidad, las ideas concretas, para a partir de ahí escuchar al docente y desarrollarlas. El inteligente Steve Jobs solía exponer su Ipod mediante una idea principal y sintética en cada diapositiva. Por eso una utilización correcta por parte del profesor de la secuencia de diapositivas en clase despierta el interés, como en el caso de la proyección de vídeos, la atención ya que tienen presente a toda hora lo que se está explicando y la motivación.

Anuncios

Comentarios en: "Diapositivas en clase. ¿Ayuda o entorpecimiento?" (1)

  1. Está muy bien y no tenías ninguna necesidad de copiar literalmente un párrafo completo de un informe publicado en 2005. En fin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: